MIEL

10,00 

La miel es un alimento dulce y viscoso que producen las abejas a partir del néctar de las flores o de otras sustancias azucaradas que recogen de las plantas. La miel tiene propiedades nutritivas, energéticas, antioxidantes, antisépticas y cicatrizantes. Se usa como edulcorante natural, como ingrediente en la cocina y como remedio casero para algunos problemas de salud. Existen diferentes tipos de miel según su origen floral, su estado físico y su época de producción.

Descripción

La miel es un alimento dulce y viscoso que producen las abejas a partir del néctar de las flores o de otras sustancias azucaradas que recogen de las plantas. Las abejas transforman el néctar con sus enzimas y lo almacenan en los panales, donde madura gracias al control de la temperatura y la humedad que realizan los insectos. La miel se compone principalmente de fructosa y glucosa, dos tipos de azúcares simples, y también contiene pequeñas cantidades de agua, minerales, vitaminas, polen y otros compuestos orgánicos

La miel es un alimento muy antiguo, que se consume desde la prehistoria. Se han encontrado pinturas rupestres que muestran a los humanos recolectando miel de las colmenas silvestres. Los egipcios, los griegos, los romanos y otras civilizaciones antiguas usaban la miel como alimento, como medicina y como ofrenda a los dioses. La miel también tiene un valor simbólico en muchas culturas, asociada a conceptos como la dulzura, la abundancia, la sabiduría o la inmortalidad.

La miel tiene propiedades nutritivas, energéticas, antioxidantes, antisépticas y cicatrizantes. Se usa como edulcorante natural, como ingrediente en la elaboración de postres, bebidas, salsas y otros platos, y como remedio casero para aliviar la tos, el dolor de garganta, las heridas o las quemaduras. Sin embargo, la miel también tiene algunas contraindicaciones: no se recomienda su consumo a los menores de un año, por el riesgo de botulismo infantil, ni a las personas alérgicas al polen o a las abejas. Además, la miel es un alimento muy calórico, que puede contribuir al sobrepeso, la diabetes o las caries si se consume en exceso. Por eso, se aconseja moderar su consumo y preferir las mieles de calidad, ecológicas y sin procesar.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “MIEL”